top of page
  • Writer's pictureFullPR

Fake News: Verdad & Consecuencia

No somos tan inocentes, elegimos (consciente o inconscientemente) creer en las noticias que nos gustan, coinciden con lo que pensamos, nos resultan familiares, graciosas, fáciles de registrar y sobre todo, que nos dan la razón. Es así como muchas veces no nos tomamos el trabajo de chequear si son reales, compartimos y seguimos con nuestras vidas. Pero también es verdad que estamos sobre-expuestos a una cantidad de información que nos resulta imposible de procesar correctamente y somos vulnerables a las denominadas Fake News.


En este contexto, las noticias falsas proliferan como la maleza y erradicarlas es un desafío muy grande. Este punto lo explicó Lizzie Mckee –Directora de la Unidad de Ciencias del comportamiento del Foreign Office en Inglaterra– durante su exposición en Argentina, en la que aseguró que una vez que una fake news penetra en la sociedad, es muy difícil desmentirla, e incluso, luego de que se sabe que es mentira, sigue generando influencia. Por lo tanto el trabajo de desactivar este efecto es realmente arduo y requiere un refuerzo permanente dirigido al público objetivo previamente estudiado.


Uno de los casos más emblemáticos de Fake News ocurrió en Inglaterra. El 1 de noviembre de 2017 el sitio TripAdvisor tenía un nuevo restaurante en el puesto número uno, se trataba de The Shed at Dulwich y no existía. Para que esto sea posible, un joven inglés inició el proceso de posicionamiento en abril del mismo año, hizo algunas fotos a su cobertizo, creó una página web y publicó imágenes de platos ficticios. Con reseñas falsas y la ayuda de amigos consiguió que su restaurante fantasma subiera posiciones, al punto de recibir solicitudes de reserva con meses de antelación. Finalmente y en el tope de popularidad, el inglés dio a conocer la verdad sobre The Shed at Dulwich dejando al descubierto una receta perfecta para hacer Fake News.


Parece salmón pero no lo es. Créditos: Oobah Butler.

Pastillas para el inodoro son el ingrediente de este, a primera vista, muy apetecible entrante. Créditos: Oobah Butler

Como dice un dicho, "no todo lo que brilla es oro". Créditos: Oobah Butler.

Los productos que se usaron para hacer el postre. Créditos: Oobah Butler

La información falsa existió siempre, pero como sabemos, las múltiples plataformas le dan el apoyo necesario para que se convierta en un problema de grandes dimensiones. Basta con tener algunos grupos en whatsapp y una cuenta en redes sociales para toparse con este tipo de información, o bien, para inventarla y echarla a rodar.


Como usuarios tenemos que elegir bien a quién creerle, las fuentes son infinitas y los temas inagotables, pero es necesario seleccionar, cuestionar y decidir en quién confiamos.


Por otro lado, los medios tienen un nuevo papel sumamente importante, ser garantes de la veracidad, no solo tienen que informar, sino que además son los encargados de chequear las noticias y segmentar el exceso de información, descartando lo falso y publicando lo real.


De esta manera los tiempos modernos nos invitan a un Verdad/Consecuencia en el que las opciones son: quedarse con los datos que tenemos a mano por comodidad, cercanía y hasta diversión, o cuestionar la información que recibimos para tratar de encontrar verdad en aquello que parece por lo menos confuso.





Por Gianella Di Benedetto.

49 views0 comments
bottom of page