top of page
  • Writer's pictureFullPR

No es la primera vez: algunas cuarentenas históricas

Updated: Aug 28, 2020


En un 2020, cuando tuvimos que unirnos de una manera pocas veces vista, no deberíamos olvidarnos que los seres humanos ya vivimos pandemias y enfermedades a lo largo de nuestra historia que nos obligaron a dejar de lado nuestras diferencias y al menos por un rato, tirar para el mismo lado.

Por esa misma razón, aquí un breve recuento de algunos casos sobre cuarentenas que supimos atravesar durante nuestra corta pero sufrida existencia:



Así empezó todo


En 1377, la colonia veneciana de Ragusa (hoy Dubrovnik - Croacia), entonces un importante puerto, aplicó el primer sistema institucionalizado de cuarentena de la historia.


La palabra quarantena (en italiano) refería a los 40 días de espera impuestos a los barcos y personas como medida de prevención. Este período de aislamiento resultó ser bastante efectivo para verificar el estado de salud de los pasajeros ya que, según estimaciones, la peste negra tenía un ciclo de menos de 40 días desde la infección hasta la muerte.

Los lazaretos

En el siglo XV, Venecia estableció en una isla cercana a la ciudad uno de los primeros lazaretos (nombre que proviene de San Lázaro, santo patrón de los pobres y enfermos): edificios aislados en los que se confinaba a las personas con enfermedades contagiosas o sospechosas de tenerlas. El sistema se convirtió en un modelo para otros países europeos.




La península de los leprosos


En Hawái a mediados del S. XIX las autoridades comenzaron a notar lo que consideraron un gran número de casos de lepra. Por ese motivo el gobierno de la isla decretó un confinamiento obligatorio para todos aquellos que fueran sospechosos para evitar contagios.


La península de Kalaupapa, una pequeña saliente de tierra rodeada de un lado por el mar y del otro por unos gigantes acantilados en la isla de Molokai. Se decía, era imposible salir de ahí. En los primeros años la policía preparaba emboscadas a los enfermos, que a menudo se escondían por temor a ser confinados y separados de sus familias.

Península de Kalaupapa - Hawái

Incluso los vehículos que entraban en Kalaupapa tenían prohibido volver a salir por temor a que al volver contagiaran al resto. La colonia de leprosos funcionó hasta 1969.







María “Tifoidea”: tan peligrosa como la enfermedad

Mary Mallon proveniente de Irlanda, llegó a Nueva York en busca de trabajo. Como cocinera, pasó por varios hogares de la región, aunque dejando un rastro a su paso: cocina por la que pasaba, familia que enfermaba de fiebre tifoidea.


Mary fue encadenando trabajos y desencadenando brotes de la enfermedad sin llamar la atención hasta que un investigador médico llamado George Soper (contratado por una de las familias afectadas) comenzó a atar cabos y descubrió que de las ocho familias para las que había trabajado Mallon, siete habían desarrollado síntomas de la enfermedad.


En 1907, Mary fue detenida y condenada a un aislamiento forzoso de tres años en una isla neoyorkina, que le fue levantado a condición de que no volviese jamás a trabajar de cocinera. Tras ser liberada, probó suerte en otros oficios, pero no tardó en volver a cocinar con una identidad falsa.


Nuevos brotes pusieron en alerta a las autoridades que volvieron a dar con ella cinco años después. Mary fue detenida de nuevo y puesta en cuarentena en North Brother Island, una pequeñísima isla neoyorkina donde pasó 23 años recluida hasta su muerte, por neumonía en 1938.



Gunnison, la ciudad que esquivó la gripe española


Titulares de los diarios en Gunnison en la cuarentena de 1918-1919

Gunnison - Colorado

En Gunnison (Colorado) tienen un precedente en la historia referido a las cuarentenas. Entre 1918 y 1919, cuando la gripe española afectaba a todo el mundo (provocó entre 20 y 40 millones de muertes), el doctor Hansen, el médico local, decretó "una cuarentena contra el mundo".


Se ordenó el confinamiento preventivo de la población, se levantaron barricadas en los caminos, se prohibió los viajes en ferrocarril y a todo viajero que pasaba por sus caminos se lo obligó a quedar en cuarentena.


La medida funcionó. Tras cuatro meses de aislamiento forzoso entre octubre de 1918 y febrero de 1919, solo dos personas contrajeron la gripe española de las cuales una murió. Gunnison se convirtió en una de las pocas comunidades estadounidenses que consiguieron salir prácticamente indemnes de la terrible pandemia de gripe española.


Éstos fueron solo algunos casos que reflejan que no es la primera vez que la humanidad atraviesa una pandemia y recurrió a la cuarentena como medida preventiva. Pareciera que cada determinados periodos de tiempo, cual bucle infinito, volvemos a enfrentarnos a situaciones parecidas. En 2020, ¿será el COVID-19 la última?





Por Jonathan González Cuba

21 views0 comments
bottom of page