top of page
  • Writer's pictureFullPR

¿Qué ves cuando me ves?

El servicio de streaming es la “nueva tendencia” (por así decirlo) de todas las distribuidoras de contenido. Que el usuario elija su propia programación es algo que ya se viene implementando hace un tiempo, pero ¿qué es lo que sigue?



En busca de morder otras frutas


Vayamos por partes. Ahora le llegó el turno a la manzanita presentar su servicio de streaming con Apple TV Plus quien se suma con una propuesta innovadora - dentro de lo que cabe en estos días el concepto “innovador”.


El servicio, disponible desde el 1° de Noviembre ofrece siete días de prueba. Pasado el periodo de prueba serán u$s 4.99 por mes, que en comparación con sus competidores será la más accesible: Netflix cobra u$s 12.99 mensuales en Estados Unidos (en Argentina el precio va desde los $ 179 hasta los $ 369, de acuerdo al plan) y Disney Plus, que se lanzará el 12 de noviembre por u$s 6.99 al mes.


Para aquellos que compren cualquier nuevo producto Apple (iPhone, iPad o Apple TV) recibirán un año de Apple TV Plus completamente gratis. La plataforma permitirá que hasta seis miembros compartan una suscripción utilizando cada uno su propio usuario.

Buscando competir fuertemente desde un inicio, Apple reunió figuras como Steven Spielberg, Sofía Coppola, J.J. Abrams, Oprah Winfrey, Jennifer Aniston, Jason Momoa o Steve Carell, quienes se suman con distintos proyectos. El servicio estará disponible en cien países, entre ellos Argentina.


Muchas plataformas, muchos servicios. ¿Cuál elegir?


Si bien la cantidad de películas que ofrece Netflix es limitada, lo cierto es que en su catálogo hay muy buenas series, de gran calidad y varias de producción propia. También es verdad que debido al crecimiento de los servicios On Demand, la pelea estará en saber quien domina el mercado.


Sumando a Apple TV, las más importantes son: Netflix, Amazon Prime, HBO Go, Youtube TV, Direct TV, Disney + (que incluirá ESPN y Hulu luego de la compra de Fox).

Cada plataforma promete cantidad de propuestas atractivas, muchas producciones originales y varias exclusivas. Puede que una buena estrategia sea contratar un solo servicio y compartirlo con un amigo o familiar que haya contratado uno diferente. De ésta manera cada uno prestaría al otro el servicio que le falta. Casi como completar un álbum de figuritas.


Una encuesta realizada para la cadena CNBC (Consumer News and Business Channel), señala que aproximadamente un 10% de los usuarios de Netflix no paga por su cuenta, y el 36% entre 16 y 36 años comparte su cuenta con amigos y familiares. Debido a esto, Netflix está evaluando limitar las cuentas compartidas. Su director de producto, Greg Peters, dejó entrever la posibilidad de que en un futuro cercano revisen las cuentas entre usuarios.


En lugar de una pelea por canales y por el viejo, pero aún deseado y querido rating, la disputa ahora estará en ver qué plataforma se llevará la mayor cantidad de usuarios. Si bien la televisión mantenga “el vivo” como máximo atractivo, nada puede (ni podrá hacer) frente a los gigantes del entretenimiento.


¿Es éste el futuro del entretenimiento?

Entre los servicios de entretenimiento y de delivery parecería que no hay razones para salir de la comodidad del sillón o la cama. Todo bien con los días soleados, la pile, las salidas, los bares y las fiestas, pero es difícil competir con una rica comida y mirar una buena serie acostado un viernes o sábado por la noche.


Quizás estemos condenados y bendecidos – a la vez - por la tecnología de nuestro tiempo, pero la idea de “que ganas de volver a casa y acostarme a mirar Netlfix” ya está instalada en nuestras mentes. Incluso si no contás con el servicio. Pasamos de planear salidas a hacer planes de quedarnos en casa. Y si llueve, quizás mejor.


Las recomendaciones de series o pelis también se hicieron algo habitual. Recomendar o pedir recomendaciones es algo del día a día. Luego, vienen los comentarios, las opiniones y teorías entre miembros de la familia, amigos o compañeros de trabajo sobre lo que vieron. Por otro lado, si no seguís las tendencias, quedas afuera de todo: las reacciones, los chistes, los memes. Algunos de los últimos ejemplos pueden ser “La Casa de Papel” o la última temporada de “Game Of Thrones”, que generaron locura a nivel internacional. Argentina no fue la excepción, por supuesto.


Mucho cuidado con el spoiler. Abrir la boca de más puede generar, mínimo, discusiones acaloradas (dependiendo el nivel de fanatismo). Es considerado de mala persona o una fea actitud adelantar información a quien no la pide. Otra cuestión es mirar una serie en conjunto. No mirar los capítulos con esa/s persona/s puede significar una traición. En fin, actitudes y costumbres que hace poco no teníamos y ahora naturalizamos.

Hace unos años, tenías que mirar lo que la tele “te decía” que mires. Y si no estabas presente, te lo perdías. Ahora, hay múltiples opciones de contenido, podes elegir qué y cuándo verlo. Sin embargo, te falta tiempo para ver todo lo que te gustaría ver. Entonces surge otro problema:


Cuando estés frente a la pantalla, ¿qué vas a ver?



Por Jonathan González Cuba

30 views0 comments
bottom of page